Viviendo sin permiso



Muchas personas originarias de países donde la inmigración no está restringida por las leyes, piensan que pueden ir adonde quieran, establecerse, y construir una vida nueva en otro lugar. Lamentablemente, el mundo está ordenado de tal manera que da muchas posibilidades a algunos y pocas a otros.

En los Países Bajos hay una gran cantidad de personas que llegaron con la esperanza de poder trabajar libremente, pero se encontraron conque las leyes no les permiten tener un permiso de residencia ni de trabajo (ver nuestra página sobre el Derecho de Extranjería). Algunos de ellos, a pesar de la falta de futuro de su situación, no quieren volver a su país de origen  y buscan de todos modos formas de subsistir, y se quedan durante períodos a veces prolongados.

 En los Países Bajos ya hace años que la inmigración está muy restringida. Sólo personas en circunstancias especiales, que cumplen con diversos requisitos, pueden solicitar un permiso de residencia. Y, en ningún caso, pueden pedir un permiso de residencia las personas que han llegado como turistas. Sólo es posible tramitar un permiso (si se está en algunas de las categorías permitidas) en el país de origen  o de residencia legal habitual.

Los problemas a los que se suelen enfrentar este colectivo son muy variados, y están relacionados a aspectos fundamentales como el laboral, residencial, social, médico o jurídico. Las personas que residen en Países Bajos, u otros de la Unión Europea, sin tener permiso, están en continua amenaza de ser expulsadas, aparte de también ser más vulnerables a sufrir otro tipo de discriminaciones.

En esta página se da información útil para aquellas personas que acaban de llegar a Holanda, con la idea equivocada de que podrían encontrar un trabajo y pedir un permiso de residencia. Durante un período es posible que tengan necesidad de apoyo para poder sobrevivir. Hay distintas organizaciones que ayudan a personas en situación de calle a sobrevivir mientras salen de esa situación. En la parte izquierda hay una lista de las organizaciones que conocemos en Amsterdam.

Por otro lado, hay personas que han venido con ilusiones que no pueden realizarse, y después ya no saben cómo volver a su país de origen. Existe una organización internacional que ayuda, en algunos casos, a esas personas. Es posible recibir ayuda, con algunas condiciones. En ese caso, tienen la posibilidad de recibir ticket para volver a su país de origen (u otro donde tengan permiso de residencia), y algún dinero para arreglarse en los primeros tiempos.


Continuamente estamos actualizando la información, para poder dar el mejor apoyo posible. Si los lectores conocen otras posibilidades, o tienen ideas para dar que puedan ser útiles a los indocumentados en los Países Bajos, les agradecemos si nos lo hacen saber.

A través de los menús que se ven en la columna de la izquierda se puede acceder a la información sobre los diferentes temas.


¿ A qué se arriesgan los ilegales latinos en Holanda?